¿Cómo CONTAMINAMOS El Agua?

En septiembre 25, 2010, En Como Cuidar El Agua, Vivir Mas Verde, Por admin

¿Cómo CONTAMINAMOS El Agua?

El agua es el recurso natural más importante para garantizar nuestra supervivencia en la Tierra. Sin embargo, gran parte del agua disponible para consumo está contaminada; y las principales causas de esa contaminación son antropogénicas, es decir, provocadas por el hombre.

¡Hasta el agua de lluvia puede estar contaminada!

El agua más pura que nos podemos imaginar proviene de la lluvia. Sin embargo, antes de llegar al suelo ya puede estar contaminada por sustancias tales como el óxido de azufre y el nitrógeno, que la convierten en lluvia ácida.

Una vez que el agua de lluvia llega al suelo, se infiltra hacia capas subterráneas, donde recibe el aporte de nuevos agentes contaminantes, como pesticidas, aceites, metales pesados y nafta, además de residuos cloacales.

Estas aguas contaminadas son las que se transforman en “agua potable” que consumimos millones de personas.

Causas de la contaminación del agua

Aunque desearíamos sentirnos tranquilos cuando consumimos el agua que sale de las canillas de nuestras casas, lo cierto es que contiene elementos que son perjudiciales para nuestra salud, por lo menos en el largo plazo. Algunos especialistas la señalan como a la principal responsable de la aparición de enfermedades degenerativas como el cáncer, enfermedades cardíacas o severos problemas gastrointestinales.

El agua potable se puede contaminar básicamente por 4 vías:

- Contaminación industrial: las industrias vierten sus desechos directamente en los ríos, o los envían a la atmósfera a través del humo de sus chimeneas. Este humo se convierte luego en lluvia, que vuelve al suelo y se filtra en los acuíferos subterráneos.

- Contaminación agrícola: se produce por el vertido de pesticidas y abonos químicos que se filtran a través del suelo contaminando las aguas subterráneas.

- Contaminación doméstica: cada hogar vierte en el desagüe una gran cantidad de residuos orgánicos e inorgánicos, como por ejemplo, plásticos, vidrio, papeles, o materia fecal. Estos vertidos son filtrados por las planteas depuradoras; sin embargo, hay otros vertidos que van directamente al agua subterránea, y son los que se producen por roturas de caños.

- Contaminación marina: la sobre-explotación de los acuíferos subterráneos hacen que el nivel de estas aguas dulces descienda y se facilite la penetración del agua de mar. Por lo tanto, las aguas subterráneas se salinizan, especialmente en las zonas cercanas al mar.

Principales contaminantes del agua

- Metales pesados (mercurio, arsénico, plomo, zinc, etc.): afectan los huesos, las articulaciones y la sangre. Además, provocan la aparición de distintos tipos de cáncer.

- Nitratos: son los principales contaminantes del agua. La mayoría de los nitratos proceden de los fertilizantes, que se filtran hacia los acuíferos. Cuando bebemos agua contaminada con nitratos, estos se transforman en nitritos, por acción de las bacterias intestinales. Provocan el desarrollo de tumores gástricos.

- Arsénico: el arsénico disuelto en el agua potable constituye uno de los problemas más graves de contaminación del agua en algunas comunidades. El arsénico es un metal muy tóxico que produce graves lesiones en el aparato digestivo con síntomas de fuertes vómitos, dolor de estómago, diarreas e incluso la muerte. Pero el principal problema de la presencia de este metal en el agua potable es que se transforma en un “enemigo silencioso”, que envenena lentamente y a largo plazo (ya que no presenta síntomas de inmediato). Provoca el desarrollo de tumores cancerosos en los pulmones, riñones, vejiga urinaria y piel.

- Mercurio: es un elemento muy contaminante. Es muy utilizado en la industria, en la composición de las soda cáustica y en muchos instrumentos de medición (tales como barómetros o termómetros), y en amalgamas dentales. Su uso está siendo restringido en la mayoría de los países, pero hay casos de graves intoxicaciones, especialmente provenientes de pescado contaminado con este metal. Provoca daños severos en los riñones y en el hígado. En casos extremos, provoca paros cardio-respiratorios y la muerte.

- Aluminio: se utiliza para decantar la materia sólida suspendida en las aguas fluviales. Algunos especialistas atribuyen a este metal el desarrollo del Alzheimer (aunque no está debidamente comprobado)

- Plomo: puede estar presente en las cañerías antiguas. Los principales afectados por consumir agua contaminada con cobre son los niños, pero también afecta a los mayores, disminuyendo la capacidad reproductiva y atacando los riñones. En las casas con tuberías antiguas de plomo se recomienda dejar correr el agua unos minutos por las mañanas o cuando hace algunas horas que no se ha utilizado, para evitar que los residuos de plomo que se han depositado en ella sean bebidos.

- Aguas residuales y otros residuos que demandan oxígeno: en su mayor parte materia orgánica, cuya descomposición produce la desoxigenación del agua.

- Nutrientes vegetales que pueden estimular al crecimiento de las plantas acuáticas: interfieren con los usos a los que se destina el agua y, por descomposición, agotan el oxígeno disuelto y producen olores desagradables.

- Productos químicos: incluyen pesticidas, productos industriales, sustancias tensio – activas contenidas en los detergentes, y productos de la descomposición de otros compuestos orgánicos.

- Sedimentos: formados por partículas del suelo y minerales arrastrados por las tormentas y escorrentías desde las tierras de cultivo, los suelos sin protección, las explotaciones mineras, las carreteras y los derribos urbanos.

- Sustancias radiactivas: proceden de los residuos de la minería, las centrales nucleares y el uso industrial, médico y científico de materiales radiactivos.

- El calor: el aumento de la temperatura hace disminuir la cantidad de oxígeno en el agua y favorece la proliferación de agentes patógenos, tales como virus, bacterias o parásitos.

- Contaminación cloacal: algunas ciudades vierten sus líquidos cloacales sin purificar, o con purificación deficiente, a los ríos y al mar. Esto produce la contaminación del agua potable con bacterias procedentes de la materia fecal.

Related Posts with Thumbnails

2 Responses to “¿Cómo CONTAMINAMOS El Agua?”

  1. Lorena Lorena dice:

    La contaminación del agua se debe, sobre todo, al aumento de las necesidades surgidas del desarrollo económico y de la explosión demográfica. El hombre ha utilizado el agua para fines cada vez más numerosos, y nuestra dependencia de este elemento vital crece cada día más.

  2. anonimo anonimo dice:

    la q puso el comentario anterior tiene la rason porque el elemento vital
    crese cada dia mas

Deje una respuesta